top of page
banner blog.jpg
  • Blindek

Autos blindados: Mitos y verdades



mitos de los autos blindados

Hoy en día, la inseguridad y los elevados índices de violencia han llevado a un creciente número de personas a buscar métodos para protegerse en su día a día, especialmente en países como Chile. Es por esto que los autos blindados se han convertido en una solución popular.


De hecho, se estima que en Chile existen cerca de 600 vehículos particulares blindados.


Sin embargo, alrededor de esta solución técnica también se han generado múltiples mitos y creencias erróneas. Por ello, es importante diferenciar la realidad de la ficción para tomar decisiones informadas al respecto.


¿Qué es el blindaje de vehículos?


ejemplo de auto blindado

Es un proceso en el que se fortalece la estructura y se agregan elementos de protección a un auto para aumentar su resistencia a ataques y agresiones externas. Con el blindaje adecuado, es posible proteger a sus ocupantes de balas y otros tipos de amenazas.


El objetivo principal es garantizar la seguridad de las personas que se desplazan en ellos. Los autos blindados son utilizados por diversas personas, desde figuras políticas y empresarios, hasta personas que simplemente buscan protegerse de la delincuencia común.


Mitos sobre los autos blindados

A lo largo de los años, se han creado diversos mitos y falsas creencias sobre el blindaje de vehículos. Estos son algunos de los más comunes.


Mito 1: Blindar las ventanas es suficiente para estar seguro

Una de las creencias más extendidas es que blindar las ventanas es suficiente para garantizar la seguridad de los pasajeros. Sin embargo, esto no es cierto.

Las empresas especializadas en blindaje siempre recomendarán no solo blindar los vidrios, sino también otras partes vitales del vehículo, como la estructura y el motor. Dejar huecos balísticos sin blindar aumenta el riesgo de que los impactos pongan en peligro la vida de los pasajeros.


Mito 2: Son indestructibles

Esta es otra idea errónea. Estos vehículos están diseñados para proporcionar una protección significativamente mayor en comparación con los convencionales. Pero su protección tiene límites ante armas pesadas y explosivos potentes. La armadura puede debilitarse con impactos repetidos y áreas no blindadas siguen siendo vulnerables.


Mito 3: Son pesados y lentos

autos blindados potencia

Otra idea es que los autos blindados son pesados y lentos debido al agregado de materiales de blindaje. Esta es una verdad a medias. Si bien es cierto que este tratamiento puede aumentar su peso, esto no tiene un impacto significativo en su velocidad.


Lo que sí es importante es que el conductor se capacite para manejarlo. La fuerza "G" ejercida en el vehículo puede ser mayor, por lo que es necesario conocer las técnicas apropiadas para controlarlo en situaciones de emergencia.


Mito 4: No todos los autos pueden blindarse


Algunas personas creen que solo ciertos modelos pueden blindarse. En realidad, la mayoría pueden recibir una protección blindada, siempre y cuando se sigan los procedimientos adecuados y se utilicen los materiales apropiados.


Sin embargo, es esencial destacar que el proceso debe realizarlo expertos en la materia, pues tienen un profundo conocimiento de los requisitos específicos de cada vehículo y marca. Se debe tomar en cuenta que el auto debe tener la capacidad de mover el peso adicional que aporta el blindaje.


Es clave comprender que a mayor resistencia balística, mayor peso, por lo que la protección debe ir de la mano de la capacidad del auto.


Mito 5: Es muy costoso

Otro mito común es que estos vehículos solo están al alcance de personas adineradas por su alto costo. Aunque este proceso puede implicar una inversión de dinero importante, la evolución tecnológica ha permitido hacer más eficiente la producción en la industria del blindaje automotriz, lo que ha llevado a una mayor accesibilidad en precio.


Mito 6: Requieren un mantenimiento especializado constante

Es cierto que necesitan un mantenimiento específico para garantizar que la armadura siga siendo efectiva. Pero esto no implica necesariamente un mantenimiento constante o costoso. Los fabricantes proporcionan pautas para el mantenimiento, que generalmente son similares a las de los vehículos convencionales.


A pesar de los mitos, los autos blindados son una opción viable para protegerse de amenazas y situaciones de riesgo. Sin embargo, al momento de optar por un vehículo de este tipo, te recomendamos buscar empresas especializadas en blindaje automotriz.


En Blindek Chile somos especialistas en la materia. Si quieres proteger a quienes más te importan, nos convertimos en tus aliados. ¡Contáctanos!


Comments


bottom of page